Universidad Pompeu Fabra / El genoma de los chimpancés y gorilas podría ayudar a entender mejor los tumores humanos