Europa Press / Los murciélagos son capaces de predecir el movimiento de sus presas