Resultados del IV Sondeo Nacional de Nutria en España: 2014-2018

El sondeo más reciente de nutrias realizado en España ha permitido la detección de la especie en más del 60% de las localidades muestreadas y en casi el 80% de las cuadrículas muestreadas. La conclusión más significativa es que más de la mitad del territorio peninsular español cuenta con presencia de nutria. En el trabajo de campo, que ha durado cuatro años, han participado más de un millar de colaboradores.

Una nutria en el embalse de La Torrasa, en la comarca del Pallars Sobirà (Lleida). Foto: Antoni Batet.

En el IV Sondeo Nacional de Nutria en España se realizaron 8.024 puntos de muestreo que abarcaron todo el territorio peninsular español. La única provincia donde no se realizaron muestreos fue Almería. Se utilizó la cuadrícula UTM-10 km. como unidad de muestreo, con un total de 3.738 cuadrículas (4.109 repitiendo provincias) prospectadas, representando el 70,3% de las cuadrículas de la España peninsular. De todos los muestreos realizados, 4.822 (60,1%) fueron recorridos de 600 metros y 3.202 (39,9%) fueron muestreos puntuales.

Se obtuvo un valor global de 5.199 localidades muestreadas con presencia de nutria, lo que representó el 64,8%. Respecto a las cuadrículas UTM-10 km, en 2.920 hubo presencia de la especie ya que se encontró como mínimo un punto con rastros o señales válidos, siendo el 78,1% de las cuadrículas muestreadas. Las cuadrículas positivas con presencia de nutria representaron el 54,9%, que fue el porcentaje del territorio de la España peninsular con nutria.

Huellas de nutria en una orilla, en el término municipal de Aberín (Navarra). Foto: Santiago Palazón.

En el sondeo participaron un importante número de colaboradores, con el apoyo de coordinadores regionales y provinciales. Al final fueron 1.087 colaboradores, que muestrearon en busca de rastros de nutria a lo largo de casi 2.280 kilómetros de cursos fluviales, ríos, arroyos, lagos, charcas, embalses, playas y costas. Todo este importante esfuerzo se alargó más de lo necesario, de 2014 a 2018.

En general, los resultados fueron más positivos en la mitad occidental que en la mitad oriental de España. La mitad norte registró mayor presencia de nutria que en la mitad sur. Por comunidades autónomas, el porcentaje máximo de localidades y cuadrículas positivas se alcanzó en Galicia, con un 94,1% y un 96,8% respectivamente. En la orilla contraria, los valores mínimos de localidades y cuadrículas positivas se obtuvieron en la Comunidad Valenciana (15,0% y 23,2% respectivamente).

Excremento de nutria sobre una piedra, en Ibilcieta (Navarra). Foto: Santiago Palazón.

De las 41 provincias peninsulares, se detectó la presencia de la nutria en todas ellas, excepto en una, Almería, que no fue muestreada. En el presente muestreo se incluyó a Andorra dentro de la comunidad autónoma de Catalunya, aumentando las localidades, las cuadrículas y la superficie de muestreo respecto a anteriores sondeos. Las provincias con presencia más escasa de nutria fueron Alicante (1,5%), Gipuzkoa (13,3%), Murcia (15,4%) y Bizkaia (22,2%), contabilizada como porcentaje de cuadrículas con presencia de nutria respecto al total (Murcia) y respecto a las cuadrículas muestreadas (Alicante, Bizkaia y Gipuzkoa).

La nutria se halló presente en todas las cuencas hidrográficas de la España peninsular. Su distribución fue significativamente mayor en las cuencas de la vertiente atlántica y cantábrica, donde se llegó al 69,8% de las estaciones positivas y menor en la vertiente mediterránea: 55,6 % de las estaciones positivas. Las mayores altitudes, por encima de los 2.000 metros, donde se encontró la nutria fueron en Lleida y Andorra (Pirineos) y en Palencia (Cordillera Cantábrica).

Una nutria nada en el embalse de La Torrasa, en la comarca del Pallars Sobirà (Lleida).
Foto: Antoni Batet.

El IV Sondeo de Nutria, en los medios
https://verdeyazul.diarioinformacion.com/nutria-recupera-vuelve-poblar-nuestros-rios.html

Mapa de puntos positivos del IV Sondeo de Nutria