La Opinión de la Coruña / Los murciélagos huyen de la lluvia de cenizas del volcán de La Palma